los valores son un legado

Allá por el año 1939, Don Arturo, un inmigrante español, lleno de sueños y ambiciones, con ganas de crecer y progresar, inicia un típico almacén de la época ubicado en la esquina de Lacroze 189, en el barrio de Ciudadela. Eran otros tiempos, donde los valores de calidad, confianza y amistad tenían peso propio. En esos tiempos dar la palabra era un compromiso inclaudicable. No existía el marketing, ni las estrategias de mercado, ni las tarjetas de crédito la única manera de hacer las cosas era "BIEN". Esa era la única manera de hacerse de una clientela y mantenerla fidelizada. El almacén duró varias décadas afianzándose como un ícono y referente indiscutido del barrio. Don Arturo, mi abuelo, ya no está con nosotros, y su almacén tampoco, pero su espíritu y valores están intactos. De él no sólo aprendimos el oficio, su legado sigue vivo en nosotros. A pesar de que suena naif, en una época donde laburar no está de moda, aquellas ambiciones de crecer y progresar trabajando son las que nos movilizaron a abrir nuestro local. A 70 años de la inauguración de aquel emblemático almacén abrimos nuestra fiambrería. De lunes a sábados, renovamos los sueños de Don Arturo en el barrio de Palermo, con el mismo empeño, dedicación y entusiasmo que el abuelo ponía en su trabajo.

 
Designed By Eduardo Costa Racedo | Powered By Mariano Bini | © 2019 Todos los derechos Reservados